Los mercados son cambiantes y la crisis actual a raíz del Covid- 19 ha generado distintos panoramas en el que nos invita a reevaluar y tomar decisiones, para reactivar la economía y garantizar el abastecimiento de alimentos   esenciales para el consumo humano.  Estamos frente una situación que afecta a millones de hogares por no tener los recursos ni la manera de obtener alimentos y que a su vez también impacta al mercado local con el sobrecosto que tiene el importar productos como el maíz y la soya.

 

El maíz importado ya no es competitivo ni por precio ni por calidad ni por sanidad. Si el país produjera el maíz y la soya y se tomara esta crisis como una oportunidad de decidir invertir, se generaría riqueza y empleo, y crecería la producción de cultivos agroalimentarios de ciclo corto, fortaleciendo las capacidades de auto abastecimiento mediante la producción y productividad agrícola.

Lea completo el documento completo en:https://www.fenalce.org/archivos/importar_maiz_hoy_sale_mas_caro_que_producirlo.pdf