“Las condiciones de La Niña están presentes”, dice reporte ENSO: Recent Evolution, Current Status and Predictions, actualización semanal de las condiciones del océano Pacífico, preparado por el Centro de Predicciones Climáticas (CPC) de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). El boletín lo encuentra aquí: https://tinyurl.com/y47v7ahs

La entidad indicó que es probable que el fenómeno continúe durante el periodo de diciembre a marzo, con una probabilidad del 95%, indicador que bajaría al 65% para el trimestre marzo – mayo, mientras las temperaturas de la superficie del mar (océano Pacífico) en su región ecuatorial (TSM), desde la zona centro-oeste al este, están por debajo de los promedios, mientras que la circulación atmosférica tropical es consistente con ‘La Niña’.

Vale la pena anotar que la temperatura superficial del mar no es estable y cambia durante todo el año, oscilando entre los 24,5 (para los meses de septiembre y octubre) y los 27,3 grados Celsius para el trimestre de marzo a mayo.

“Es probable que el fenómeno de ‘La Niña’ continúe durante el invierno del hemisferio norte 2020-21 (entre diciembre y marzo) con una probabilidad de hasta el 85% de probabilidad, mientras que para el segundo trimestre del 2021 esa probabilidad bajaría a 60%”, dice la NOAA.

En general, los países afectados por el fenómeno climático son los del continente americano con costas en el océano Pacífico. Para Colombia, en particular, ‘la Niña’ trae precipitaciones desmesuradas y alta humedad y merma en las temperaturas, lo que tiene implicaciones directas en la abundante oferta de agua para el sistema hidroeléctrico.

En las cuentas del Departamento Nacional de Planeación, reportadas en el evento ‘Finanzas del Clima, realizado en 2018, se indicó que el Fenómeno de ‘La Niña’, presentado en los años 2010 y 2011 le ocasionó daños al país por el equivalente a 2% del PIB, mientras que ‘El Niño’ de 2015 y 2016 impactó en 0,5% del PIB.

Esto quiere decir que cualquiera de los fenómenos climáticos que se presenten afectan directamente a la economía del país.

En cuanto a inundaciones, el documento ‘Valoración de daños y pérdidas, Ola invernal 2010-2011’, del BID y la Cepal, indicó que en Colombia se inundaron 3,5 millones de hectáreas, de las cuales 693.000 fueron pastos de ganadería, 416.000 hectáreas de áreas agrícolas, 46.000 de cultivos transitorios y 10.000 hectáreas de cultivos permanentes.

La Noaa hace investigaciones sobre los fenómenos de ‘El Niño’ y ‘La Niña’ desde hace más de 70 años cuando comenzó a estudiarse, en detalle, este fenómeno climatológico. Hoy, todos los reportes sobre el tema se elaboran con la información reportada por la llamada Red-TAO, un sistema de 70 boyas climatológicas, ubicadas a lo largo de la zona ecuatorial del océano Pacífico desde las costas suramericanas hasta Indonesia.

Documentos de interés:
Reporte semanal de la Noaa en: https://bit.ly/38qPI6U