El pasado viernes tuvo lugar, en la sede del Ministerio de Agricultura, una reunión entre el titular de esa cartera, Rodolfo Zea, el presidente de Junta Directiva de Fenalce y el gerente del gremio, Henry Vanegas.

En esta, el Ministro señaló que la cartera a su carga cuenta con un presupuesto de $740.000 millones, de los cuales $150.000 millones están ‘congelados’, mientras que otros $200.000 millones son transferencias con destino a Agrosavia y otras entidades adscritas.

Recalcó que ese presupuesto debe llegar a los productores rurales y planteó la necesidad de tener con este sector un programa de corto plazo y una hoja de ruta a mediano plazo.

Durante el diálogo con el Ministro, el presidente de la Junta tocó el tema del seguro agrícola, un programa que, ya tiene asignado recursos, pero las aseguradoras han sido renuentes a que funcione, por lo que pidió la inftervención del Ministerio en ese aspecto.

Se planteó también la necesidad de contemplar un incentivo al almacenamiento, al secamiento o al transporte, aspectos críticos en la comercialización de esta cosecha. También de promoción al consumo tanto del maíz blanco como del amarillo porque el mercado se ha estrechado y hay que contemplar también contratos forward con la industria.

El gerente le planteó la necesidad de financiar el plan de mercadeo que se presentó desde finales del año pasado y que es bien conocido por la Dirección de Cadenas Agrícolas y solicitó el Sr Ministro que se le ampliara sobre los usos de cada tipo de maíz.

Dijo que las coberturas estaban listas sólo faltaba finiquitar algunos aspectos del contrato con la BMC. La Dra Angela Cabal habló sobre la clasificación de agricultores ante el crédito FINAGRO, con base ingresos y no por activos como en el Decreto 957 de 2019, ilustrando su propuesta en dos diapositivas. Se hace necesario llevar la propuesta a la CNCA, de la cual el Ministro forma parte. El Dr Zea dijo que se está haciendo una revisión profunda sobre esos aspectos para mejorar el acceso al crédito y que es posible que sea necesario clasificar no tres sino cinco grupos de productores.

Por su parte, el director de Cadenas Productivas presentó los aspectos que contemplaría la hoja de ruta a desarrollar en conjunto con el gremio:

  • Coberturas: $5.000 millones (está lista la resolución, el instructivo técnico y el recurso).
  • Apoyo a la producción (MADR – Fenalce) por $1.000 millones, en semillas FNC y trazabilidad.
  • Ordenamiento de la productividad: que contempla planificación indicativa y articulación institucional, provisión de bienes y servicios públicos (opción de financiar infraestructura por regalías).
  • Mercadeo y comercialización: plan de mercadeo, promoción al consumo de la producción local, compras públicas, nuevos canales y ensilaje.
  • Financiación, crédito y aseguramiento, principalmente por demanda. Se espera superar el nivel de crédito que ha venido creciendo año tras año.
  • Protección fitosanitaria e investigación.

Se solicitó autorización escrita para entrega de resultados del proyecto Fenalce-Ciat a los agricultores, mientras que se planteó el potencial del maíz por el mercado y el consumo per-capita (140 kg/persona/año), además de lo estratégico del eslabón primario en el encadenamiento productivo.