El gremio de los cultivadores de maíz, Fenalce, y la industria de balanceados analizan los contratos de proveeduría de maíz amarillo por parte de productores colombianos para esta industria.

El tema lleva más de 40 reuniones entre las partes con el fin de establecer unos contratos que se den a mediano y largo plazo que permita que los agricultores tengan una relación estable que les genere confianza y poder especializarse en la siembra de maíz para ciertos mercados. Es decir, un contrato que permita estabilidad en el negocio para las dos partes.

Esa es una alternativa que ha visto el gremio para recuperar el mercado de la industria de balanceados que hoy importa entre 5 y 6 millones de toneladas de maíz amarillo.

“Los contratos de proveeduría que se están negociando con la industria de balanceados a mediano y largo plazo no son contratos para este año ni para esta cosecha sino para tener un contrato que sea a 5 años donde yo me dedique a sembrar maíz para entregarle a la industria de balanceados”, explica el gerente general de Fenalce, Henry Vanegas Angarita en diálogo con el portal En Nuestro Campo.