Por medio de la Resolución 218 del 10 de julio, el Ministerio de Agricultura estableció el programa de incentivo de coberturas de precios y de tasa de cambio para los cultivadores de maíz amarillo y blanco.

La norma, que fue bien recibida por los cultivadores agremiados en Fenalce, indicó que el presupuesto asignado para financiar este programa totaliza 2.500 millones de pesos, de los cuales 1.250 millones de pesos se destinarán para cubrir a los productores del departamento del Meta; el restante de los recursos se destinará para las coberturas de los demás productores del país.

La parte procedimental para la entrega de los recursos se hará según lo establecido en un instructivo técnico redactado por la Dirección de Cadenas Agrícolas del Ministerio, el que se publicará en la página internet de la Bolsa Mercantil de Colombia (BMC) https://www.bolsamercantil.com.co/ que fue escogida como operadora del programa.

Los productores podrán tomar las coberturas hasta el próximo 2 de octubre o hasta el agotamiento de los recursos del programa.

Consulte aquí la Tabla Diaria de Cotización: https://adobe.ly/2LGkgHl
Consulte aquí la Resolución 218 https://adobe.ly/2YUxWl6

 

Entre las consideraciones del Gobierno para establecer el programa está la inestabilidad de los precios de esta materia prima en el mercado de referencia, la Bolsa de Chicago, durante los dos años anteriores. La situación de volatilidad también ha venido presentándose en el mercado nacional.

El Ministerio aclaró que los precios registrados en la Bolsa de la referencia tienen una alta correlación con la formación de los precios nacionales, teniendo su mayor influencia con la llegada de los contingentes con cero aranceles del Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos.

De esos contingentes, para este año, se han utilizado 2,45 millones de toneladas, de las 2,95 millones autorizadas; el contingente de maíz blanco, 192.069 toneladas, ya fue utilizado.

En cuanto al departamento del Meta, este es uno de los principales productores de maíz amarillo y blanco; para el 2018, la producción total de maíz amarillo fue de 245.000 toneladas y 41.000 toneladas de maíz blanco.

Para este año se calcula que las estimaciones de producción, según las áreas sembradas durante el primer semestre, son de 67.495 toneladas de maíz amarillo y 7.000 toneladas de maíz blanco.

Los futuros son contratos estandarizados para la compra y venta de instrumentos financieros o materias primas físicas para su entrega, a término, en un mercado regulado de futuros de productos.

En el mundo, el mayor mercado financiero de materias primas se desarrolla en la Bolsa de Chicago (Chicago Mercantil Exchange – CME). La compra de un futuro se conoce como cobertura y quien compra uno de estos contratos lo hace para protegerse de posibles caídas o para protegerse ante las subidas de los precios de las materias primas.

“El objetivo principal de la cobertura es asegurar una obligación futura contra los movimientos de precios en tasas de interés o tipos de cambio, es decir, que la finalidad de las operaciones de cobertura es protegerse del riesgo de la variación de dichos precios  en el mercado internacional que tienen una alta incidencia en la formación del precio interno al que se comercializa el maíz en el mercado nacional”, dijo Henry Vanegas, gerente de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce).