“La Niña se establece en el Pacífico tropical. Todos los modelos climáticos internacionales encuestados indican que el fenómeno persistirá hasta -al menos- enero de 2021″.

Así lo informó en la mañana del martes 29 de septiembre en su página de internet la Oficina de Meteorología del Gobierno de Australia, conocida como BOM http://bom.gov.au

“Si bien los modelos coinciden en que La Niña continuará hasta bien entrado el verano de 2020-21, alrededor de la mitad de los modelos predicen un evento fuerte, mientras que 3 de 8 modelos sugieren una fuerza moderada.

“En general, los modelos actualmente no anticipan que este evento será tan fuerte como La Niña de 2010-12, que fue una de las cuatro La Niña más fuertes registradas”, se explicó en el informe. Este, puede consultarlo aquí haciendo clic aquí http://ow.ly/7f2V50BDPpc

La oficina indicó, además que los registros de la temperatura superficial del mar en la zona tropical del océano Pacífico (centro y oriente) superan los umbrales de La Niña (0,8°C. por debajo del promedio), mientras que otros indicadores atmosféricos, como los vientos alisios, las nubes y el Índice de Oscilación del Sur (SOI) también se encuentran en niveles de La Niña.

Este último, el Índice de Oscilación del Sur (SOI) es un indicador que correlaciona valores de presión atmosférica de las zonas centro y occidente del océano Pacífico, valores se han asociado a los fenómenos climáticos de ‘El Niño’ y ‘La Niña’.

Para los países latinoamericanos con costas en el océano Pacífico como Colombia, ‘La Niña’ trae precipitaciones desmesuradas, alta humedad y merma en las temperaturas, lo que tiene implicaciones directas para el sistema hidroeléctrico por la abundante oferta de agua.

Así, con una oferta excesiva de agua lluvia, se esperarían inundaciones en los cursos medios y bajos de los ríos, afectando a las poblaciones ribereñas, así como graves problemas de sanidad vegetal por la presencia de hongos en todo tipo de cultivos (comerciales, industriales y de pancoger).

Durante los últimos 25 años, Colombia ha sido afectada cuatro veces por el fenómeno de ‘La Niña’: entre julio de 1998 y marzo del 2001, un evento que se extendió por 33 meses; un segundo ocurrió entre agosto de 2007 y junio del 2008, con una duración de once meses.

Uno de los de mayor recordación, por lo desastroso, fue el fenómeno de ‘La Niña’ sucedido entre junio del 2010 y abril del 2011, que ocasionó daños al país por el equivalente a 2% del PIB, reportado por el Departamento Nacional de Planeación (DNP) durante el evento ‘Finanzas del Clima, realizado en 2018. Los mayores daños se reportaron en 3,5 millones de hectáreas inundadas, de las cuales 693.000 fueron pastos de ganadería, 416.000 hectáreas de áreas agrícolas, 46.000 de cultivos transitorios y 10.000 hectáreas de cultivos permanentes.

El último fenómeno reportado fue entre junio de 2011 y marzo del 2012, con una duración de ocho meses.