Por medio del decreto 796 del 4 de junio, el Gobierno decidió que, por medio del Banco Agrario, con el respaldo del Fondo Agropecuario de Garantías (FAG) que administra Finagro, para celebrar acuerdos de recuperación y pago de cartera de los productores del sector agropecuario.

Así, con estos acuerdos se podrá negociar la condonación de intereses corrientes y de mora, así como quitas de capital, es decir, reducir los montos del capital adeudado, según los términos y límites que fije el Ministerio de Agricultura.

El decreto, que lleva la firma de todos los ministros del despacho, permitirá atenuar los efectos económicos ocasionados por la coyuntura de emergencia que ha afectado a todo el sistema productivo del país.

La norma se expidió teniendo en cuenta varios aspectos, entre los que se destacan la pandemia de la enfermedad por Coronavirus – COVID-19, declarada como tal por la Organización Mundial de la Salud (OMS), las medidas preventivas sanitarias de aislamiento social, así como las serie de medidas de prevención y control de la enfermedad y el Estado de Emergencia sanitaria decretado por el Gobierno, así como las previsiones de aumento sustancial del desempleo y del subempleo como consecuencia del brote del virus, estimados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El Gobierno también tuvo en cuenta las cifras de pérdida del empleo, dadas a conocer hace pocos días por el Dane.

Por otra parte, en las cuentas del Ministerio de Agricultura y del Banco Agrario, no menos de 130.000 pequeños y medianos productores agrarios cuentan con obligaciones vencidas con esa entidad financiera.

Los detalles del decreto puede leerlos haciendo clic aquí: https://tinyurl.com/yasqd6gt