Frijol Calima

Fríjol Calima

Fríjol Calima

Presentación:
2 kgs, 5 kgs, 10 kgs, 12.5 kgs.

Variedad arbustiva de frijol tipo calima para clima medio
La variedad de fríjol (phaseolus vulgaris l)  Calima, del tipo arbustivo, se adapta muy bien en zonas localizadas entre los 900 y 1.700 metros de altura sobre el nivel del mar; presenta un periodo vegetativo entre 90 y 95 días, rendimientos promedios en monocultivos, por encima de los 1.200 kilogramos por hectárea y muestra resistencia a la Antracnosis (C.lindemuthianum), principal enfermedad que afecta al cultivo,  además, por su tamaño de grano, apariencia física y buena calidad culinaria es bastante apetecido por los compradores del grano.

Origen:
La variedad mejorada proviene del cruzamiento realizado en 1983 por el Programa de Leguminosas de Grano del ICA, en Palmira, entre la variedad Regional Huila Guarzo Rojo y una línea que tuvo como progenitores a las variedades Diacol Calima, ICA Guali, Pintado, Ica Duva y Redkote. Se introdujo al mercado en 1987 como uno de los materiales de un ensayo preliminar del convenio ICA-Ciat. De allí en adelante se le hizo mejoramiento por selección de plantas, para rendimiento, sanidad y calidad de grano.

Características:
Tipo de planta:
El frijol Calima mejorado presenta una arquitectura erecta, con 45 a 55 centímetros de altura, de hoja trifoliadas verde claro y flores blancas concentradas especialmente de la mitad de la planta hacia arriba; sus vainas maduran uniformes con coloración amarilla pintadas de rosado y presentan de 4 a 5 granos de buen tamaño; muestra un abundante sistema radicular que le permite alta resistencia a la sequía y al volcamiento.

Tipo de grano:
El grano es del tipo Calima, color rojo moteado de crema, brillante y de forma alargada arriñonada; su tamaño es de 16 – 18 mm de largo por 7.9 mm de ancho y su peso de 100 semillas, con 15% de humedad, es de 62 gramos.

Prácticas de cultivo:
Siembra: La época de siembra debe coincidir con el comienzo del periodo de lluvias en cada región, de tal manera que disponga del agua necesaria durante su periodo vegetativo y que corresponda su cosecha con la época de verano.
Sistema de siembra: Por el sistema de monocultivo, se recomienda sembrar a una distancia de 0,60 metros entre surcos y 0,25 metros entre plantas, colocando dos (2) granos por sitio, para una densidad de población de 133.300 plantas por hectárea, para la cual se requiere de 60 kilogramos de semilla. La profundidad de siembra debe ser de 3 a 4 centímetros, para lograr una germinación uniforme.
Fertilización: La fertilización se debe realizar de acuerdo con los resultados del análisis de suelos y con las recomendaciones de los técnicos de cada zona de producción. Para los suelos de media y alta fertilidad, de la zona de frijolera, se recomienda fertilizar con 300 kilos por hectárea de 10-30-10 a la siembra y 15 días después 150 kilos por hectárea de 17-6-18-2, Para los suelos, de baja fertilidad, abonar con 2 toneladas por hectárea de gallinaza compostada, y la misma dosis de fertilizante mencionada anteriormente.
Control de malezas: Para evitar reducción en el rendimiento por competencia de malezas e incidencia de plagas, que afectan la rentabilidad del cultivo, se deben hacer oportunamente los desyerbos, también se recomienda la aplicación de glifosato al momento de la siembra  y posteriormente una aplicación con productos como Fusilade o Finale utilizando pantalla para proteger el cultivo.
Plagas: Ante la presencia de insectos trozadores (Agrotis ipsilon; Spodoptera grugiperda), comedores de hoja (Diabrotica balteada) y perforadores de la vaina (apion sp, heliothis spp), se debe determinar oportunamente lo más aconsejable para su control, prefiriendo los productos de origen biológico como Beauveria bassiana y Bacillus thuringensis.
Enfermedades: Se caracteriza por su resistencia a la Antracnosis (Collectotricum lindemuthianum), mediana tolerancia a la Roya (uromyces phaseoli) y a la Mancha por Ascochyta (ascochyta phaseolurum) y susceptibilidad al Oidio o MIldeo polvoso (erysiphe polygoni). Ante los primeros síntomas de una enfermedad se conseja consultar al asistente técnico de la zona.
Cosecha: Bajo condiciones normales de clima, madura y seca uniformemente, lo cual facilita su recolección y desgrane. La cosecha debe hacerse cuando el grano seque totalmente para evitar daños en la trilla y el almacenamiento por efecto de alta humedad.
Rendimiento: Por el sistema de producción en monocultivo, bajo condiciones normales de clima, se han logrado rendimientos entre 1.000 y 1.800 kilogramos de grano seco por hectárea.